martes, 19 de abril de 2011

Molinillos de hojaldre con cebolla caramelizada y queso de cabra, de a saber quien.


(2)-Hola Nina por fin llegas, estas preciosa, ¡vaya tacones de vértigo!
Cintia me pone al corriente de la fiesta mientras me recibe.
-La fiesta está llena de hombres guapísimos, ya sabes…que no sólo de  pan tienes que alimentar ese cuerpo, así  que obligado divertirte.
-Aixxx tu siempre pensando en mi eeh ¡
Felicidades Cintia, me siento un poco ridícula, traje sólo el pan relleno (1) que tanto te gusta pero no pensé que habría tanta gente.
-Nina mi cumpleaños es la excusa para esta fiesta . Cada uno tiene que traer algo preparado en casa y  elegir una canción para que suene esta noche. Mi hermana Sara te cogerá el plato le pondrá un número y apuntará tu nombre en una lista, por si hubiese alguna receta repetida  y lo guardará en la cocina, cuando estemos todos, los colocaremos  por aquí e intentaremos adivinar quién lo ha hecho.
Tendrás una lista con el nombre de cada uno de nosotros y podrás ir poniendo  el número  de la receta a quien tú creas que corresponde. La música te puede servir de pista.
-Cintia no conozco a la mitad de estas personas
- Fantástico, así rompes el hielo, le preguntas quien es o lo que quieras y así amplias amistades, que quien te dice a ti que no te vas de aquí conociendo al hombre de tu vida o con un nuevo trabajo o te sale la manicura gratis este mes.
Estás loca ¡! Pero para qué haces esto?
Quien gane se vendrá conmigo  al viaje que me habéis regalado porque Macius, mi marido no puede acompañarme  y yo no sé a quién  de vosotros invitar.
Y además con este guiso de recetas, música y anécdotas de la fiesta, Macius nos hará un libro y así todos podremos explicarle a nuestros nietos que  en las fiestas  de cumpleaños no sólo hay drogas, sexo y  Rock and Roll y que no solo de precocinados vive nuestra generación
-Vaya, yo que venía a desinhibirme…
-Nina , yo sé que alguien trajo galletas de maría, pero yo no te he dicho nada …
Además con tanto calor, tanto escote y tanto hombre guapo  no será difícil desinhibirte.
-¿Una  copa de vino blanco para empezar?
-Si está bien frio sí.


Clicar >  On The Floor ft. Pitbull = Lambada 



Molinillos de hojaldre, cebolla caramelizada y queso de cabra
Ingredientes:
1 paquete de masa de hojaldre
2 cebollas
½ pastilla de caldo ( avecrem…)
1 cucharadita de postre de azúcar
100g de queso de cabra
1 huevo
Un poco de ajo y perejil molido o de orégano.
12 avellanas.

En una sartén con un poco de aceite pon a sofreír la cebolla cortada en juliana (en tiras finas) a fuego bajo y bastante rato, hasta que la veamos que va quedando transparente y blandita, entonces añadimos  ½  pastilla de avecrem  cuando pasen unos minutos añadimos  el azúcar y lo vamos removiendo para conseguir que el azúcar se deshaga  y caramelice la cabolla, cuando tome un color retiramos del fuego.

Si la masa de hojaldre es rectangular nos irá mejor para hacer las particiones que si es redonda.  Si la haces tú pues mucho mejor pero como ya sé que es entretenido…  puedes encontrarla de una calidad aceptable en el mercadona, Lydel o Dia .
Divide la masa en porciones iguales según lo grande que quieras los molinillos, ¿te acuerdas cuando de pequeña los hacías como manualidad en el cole?
En cada rectángulo tienes que hacer 4 cortes, uno en cada esquina, sin llegar al centro (mirar foto). Justo en ese espacio del centro pones la cebolla caramelizada y encima un trozo de queso de cabra. De las ocho puntas que tiene nuestro rectángulo (esto suena raro, lo sé) doblamos hacia el centro, una sí, otra no, es decir cuatro puntas quedaran juntas en el centro sobre la cebolla y el queso.
( Qué lio por Dios, mejor mira la foto que una imagen vale más que mis palabras…)

Untamos con ayuda de un pincel y huevo batido todo el molinillo, colocamos la avellana justo en la unión del centro para evitar que se suelten las puntas y espolvoreamos de ajo y perejil molido o también podemos poner queso rallado, orégano… o nada, lo que más nos apetezca o tengamos a mano.
Al horno precalentado a 200º y controlando que en unos 15 minutos los tienes hechos, ya verás que están cuando estén dorados por arriba. Este último punto, el del horno y el tiempo siempre depende mucho de cada horno así que si ves que el tuyo va muy fuerte baja la temperatura y si tarda mucho en hacerse y ves que por abajo ya lo tienes hecho pues enciende el  horno por la parte de arriba (gril) y termina de dorarlos, vigila que esto será un visto y no visto. Si se te quema a mi no me mires…yo ya te lo digo, vigila.

Quién habrá escogido esta canción y esta receta?
Y digo yo, ¿alguno de vosotros se atreve a ponerle nombre y sexo a quien a traído esta receta a la fiesta de Cintia?… Yo suelo relacionar canciones con personas o momentos de mi vida pero en esta fiesta hay mucha gente.
 Mmm a ver, es chico, chica, me conoce, le conozco, es compañero de trabajo de Cintia, tal vez un primo, una cuñada, la chica de la floristería?

 Bailará conmigo?   Llegaré a cruzar una sola frase son él o ella?
 Tú qué dices? Si te apetece déjame un mensaje.

                                                                                                                         continuará...


2 comentarios:

  1. Eso, eso, que seguro que te quedan estupendos con esas manitas que tienes !!!

    ResponderEliminar

Confiésalo,a ti también te gusta pecar !!